martes

Reseña: A salvo de S. K. Barnett

Jenny desapareció cuando tenía seis años. Doce años después, alcanzada ya la mayoría de edad,provocando un increíble shock entre su familia y la comunidad en la regresa a casa que vivía. Pero ¿se alegran sus padres realmente de que haya vuelto a casa? ¿Por qué su hermano insiste en que esta chica no puede ser su hermana? Parece que Jenny no es quien dice ser, pero, lo que es aún peor, puede que en su intento de encontrar un hogar y algo de paz haya ido a parar a una casa en la que habría deseado no entrar nunca. 

¿Qué nos ha gustado? 

- Delante y detrás: los flashbacks a través de los cuales S. K. Barnett conduce la trama unido a los contantes giros (la mayoría de ellos bastante imprevistos) hacen que el suspense se mantenga de forma constante, despertando nuestro interés y “obligándonos” a seguir leyendo de manera casi compulsiva. Terminaremos el libro en un abrir y cerrar de ojos. 

- No te fíes de ninguno: el elenco de A salvo es totalmente siniestro. En este sentido, S. K. Barnett hace una labor magnífica caracterizando a los personajes hasta el punto de que no podremos confiar en ninguno de ellos pues todos guardarán secreto y verdades veladas que estaremos desesperados por descubrir. Las revelaciones de estos secretos se entrelazan con el propio argumento lo que hace que nuestra adicción literaria crezca aún más. 

- Una visión diferente: cierto es que se han escrito muchos libros sobre desapariciones de personas y, aún más, de niños. Pero A salvo aborda el tema desde una perspectiva diferente, analizando el después. Por qué, ¿qué ocurre cuando la familia vuelve a juntarse y la persona que ha desaparecido ya no es quién era? La premisa es tentadora y S. K. Barnett sabe muy bien cómo explotarla para sacar todo el drama, la paranoia y el miedo a relucir. 

¿Qué no nos ha gustado? 

- Forzando la realidad: aunque en general A salvo cuenta con unos giros muy buenos que nos dejarán bastante sorprendidos, también hay otros tantos que son un poco forzados hasta el punto de rozar lo inverosímil. 

 

0 comentarios :

Publicar un comentario