miércoles

Reseña: Liberación de Imogen Kealey


Marsella, 1943. «Ratón Blanco» es el nombre que la Gestapo ha dado a uno de los miembros de la Resistencia más difíciles de atrapar. Lo que la policía secreta alemana no sospecha es que bajo ese seudónimo se esconde una mujer, Nancy Wake. Una mujer con un carácter indomable y un valor insólito. Una mujer feliz junto al amor de su vida, Henri Fiocca, un rico empresario francés completamente enamorado de ella que la apoya en su lucha. Cuando su marido es capturado y torturado por los nazis, Nancy debe escapar de Francia. En su empeño por salvar al hombre que ama y cambiar el rumbo de la guerra, superará cualquier obstáculo que se interponga en su camino. En un mundo dominado por los hombres, Nancy Wake se ganará a pulso el respeto de los maquis y liderará las fuerzas de la Resistencia francesa en una lucha incansable contra la injusticia y el horror. 

¿Qué nos ha gustado? 

- Nada arduo: la combinación entre la trama (lo suficientemente intrigante como para que nos enganchemos a los acontecimientos) y el ritmo (ágil y distendido en todo momento) hace que Liberación se lea de una sentada. Una lectura muy agradable que sin duda nos deparará horas de entretenimiento.

- Infiltrados: Liberación  revive la ocupación alemana de Francia y la heroica resistencia de los franceses combinando sucesos históricos con ficticios en los que no falta la intriga bélica, el romance y la acción desbordante. Una novela de guerra y espionaje bien trabajada y mejor escrita que llega fácilmente al corazón. 

- Indiscutible: Nancy es una protagonista brillante. Su fortaleza, su carácter tan humano y cercano y sobre todo, sus ganas de seguir adelante a pesar de su propio drama personal hace que empaticemos con ella desde el primer segundo. 

¿Qué no nos ha gustado? 

- Clichés: dejando a un lado a Nancy, el resto del elenco de Liberación es bastante pobre, demasiado lastrado por los estereotipos y la falta de profundidad general. 

 

0 comentarios :

Publicar un comentario