miércoles

Reseña: Anhelo de Tracy Wolff


«Aquí todo es raro: la escuela, los alumnos. En este sitio nada tiene sentido, y aquí estoy, una simple mortal entre dioses… o monstruos. Todavía no sé a qué bando pertenezco, si es que pertenezco a alguno… Solo sé que lo que les une a todos es su odio hacia mí. Pero entre ellos está Jaxon Vega, un vampiro con oscuros secretos que no ha sentido nada durante un siglo. Algo en él me atrae, algo roto que encaja con lo que hay roto en mí, lo cual podría significar el fin del mundo. Porque Jaxon despareció por una razón, y parece que alguien quiere despertar al monstruo dormido, y me pregunto si me trajeron a este lugar intencionadamente como anzuelo…» 

¿Qué nos ha gustado? 

- Siguiendo el legado: Anhelo sigue de cerca los pasos de Crepúsculo, una de las sagas juveniles más vendidas de los últimos años. Aún así, la novela de Tracy Wolff no es una copia descarada sino que, por el contrario, toma ciertos detalles de su predecesora y los sube de nivel, al incorporar más acción, unos personajes secundarios muy bien trabajados y un escenario principal lleno de misterio que nos chiflará. En definitiva, una versión remasterizada del romance vampírico que rompió moldes en su día.

- Misterio: uno de los principales alicientes de Anhelo son sus altas dosis de suspense que nos harán mantenernos atados a las páginas del libro desde que empecemos la primera página. El misterio que rodea el internado, los secretos que ocultan sus residentes y las verdades veladas serán la combinación perfecta para que no podamos dejar de leer. 

- Vaya final: la conclusión de Anhelo es una de esas que te hacen morderte las uñas mientras lees y los cimientos perfectos para que apuntemos en nuestra lista de futuras compras literarias la segunda parte de la saga. Un cierre perfecto. 

¿Qué no nos ha gustado? 

- Amor obsesivo: no nos cansaremos de repetir que no nos gustan los amores express. Anhelo es un buen ejemplo de romance sin fundamento que acaba con la protagonista perdidamente enamorada de su galán en una semana… Demasiado rápido para nuestros gusto. 

 

0 comentarios :

Publicar un comentario