miércoles

Reseña: El trueno en el reino de Hilary Mantel


Inglaterra. Mayo de 1536. Ana Bolena ha muerto, decapitada en un abrir y cerrar de ojos, a manos de un verdugo francés. Mientras sus restos descansan bajo tierra, Thomas Cromwell desayuna con los vencedores y continúa su ascenso al poder y a la riqueza. Su maestro, Enrique VIII, se conforma con una felicidad a corto plazo en los brazos de su tercera reina, Jane Seymour. Cromwell sabe que sólo puede confiar en sí mismo. No tiene una gran familia que lo respalde, ni un ejército privado. Y a pesar de la rebelión interna, de los traidores que se multiplican en el extranjero y de la amenaza de invasión que pone a prueba el reinado de Enrique VIII, Cromwell busca convertir Inglaterra en un nuevo país que se mire en el espejo del futuro. Pero ¿puede realmente una nación, o una persona, desprenderse de su pasado como si fuera piel muerta? 

¿Qué nos ha gustado? 

- Calidad asegurada: con En la corte del lobo y Una reina en el estrado, Hilary Mantel ya demostró que era una escritora de muchísimo nivel (prueba de ellos son los dos premios Booker a la mejor novela del año en lengua inglesa que obtuvo en 2009 y 2012). La prosa cuidada, bella y detallista que vimos en sus dos novelas anteriores sigue intacta en El trueno en el reino por lo que podremos deleitarnos con una lectura casi poética que no solo nos traslada al pasado sino que también nos hará disfrutar de la belleza literaria de Mantel. 

- Queriéndote: en El trueno en el reino es imposible que no aprendemos a querer a Cromwell. La aparente facilidad con la que Mantel nos introduce en los recovecos de su vida privada y pública, acercándonos esta figura histórica tan controvertida mientras está en la cumbre y posterior declive de su carrera, es loable. Un retrato psicológico y personalista que la autora borda. 

- En la época Tudor: como ya ocurrió con En la corte del lobo y Una reina en el estrado, los acontecimientos históricos y la precisión de los detalles sociales, políticos e incluso ideológicos de la época Tudor está trabajado al milímetro en El trueno en el reino. La labor de investigación de Mantel es más que visible así como el cuidado que la autora pone para reconstruir el reinado de Enrique VIII con fidelidad. 

¿Qué no nos ha gustado? 

- Más aburrido: si comparamos El trueno en el reino con sus predecesores, hay que reconocer que la novela no está al mismo nivel. Sobre todo, porque la trama en general es más lenta y el ritmo se vuelve muy plomizo en algunos puntos lo que hace que la lectura sea más densa. 

 

0 comentarios :

Publicar un comentario