martes

Reseña: Último suspiro de Robert Bryndza

El cuerpo torturado de una joven aparece en un contenedor de basura con los ojos hinchados y su ropa bañada en sangre. La detective Erika Foster será la primera en llegar a la escena del crimen. El problema es que esta vez no es su caso. Mientras lucha por asegurarse un sitio en el equipo de investigación, Erika no puede evitar involucrarse y enseguida encuentra una pista relacionada que relaciona el caso con el asesinato sin resolver de una mujer, ocurrido cuatro meses atrás. Arrojada en un lugar similar, ambas mujeres tienen heridas muy parecidas: una incisión mortal en la arteria femoral. 

¿Qué nos ha gustado? 

- Evolución constante: Último suspiro es la última entrega de la serie protagonizada por la detective Erika. Desde que leímos la primera novela de la saga, estamos disfrutando de la evolución paulatina que Bryndza imprime en su protagonista estrella, matizando su personalidad, sus relaciones con otros personajes (nos encanta el cariz que esta cogiendo la relación de Erika con Peterson) y haciendo que la serie se vuelva cada vez más interesante. Último suspiro es un añadido más a este desarrollo que los seguidores de Bryndza recibirán con gratitud. 

- Alternancia alocada: Último suspiro está compuesta por capítulos muy cortos que muchas veces son puñetazos figurados para el lector, contundentes para que no perdamos interés. Además, el hecho de que Robert Bryndza vaya alternando las perspectivas entre la investigación policial y el asesino hace que el ritmo nunca decaiga y que la historia gane en complejidad hasta llegar a un final de infarto que no decepciona. 

- Buena elección: Último suspiro es una magnífica novela de suspense policíaco con una trama bien construida, unos personajes sólidos que van ganando valor y una narrativa natural y fluida que responde muy bien al ritmo y a las exigencias de la trama. Una de las mejores novelas de Bryndza hasta la fecha. 

¿Qué no nos ha gustado? 

- Apretando demasiado: en algunos puntos (no muchos, por suerte), Bryndza fuerza un poco la realidad de la novela para salir de ciertos atolladeros literarios. Se pueden pasar por alto y de hecho no rompen todo lo bueno que tiene este libro, pero sí se echa en falta que el autor evite salidas un tanto exageradas.

0 comentarios :

Publicar un comentario