martes

Reseña: Encerrados de Megan Goldin

Vincent, Jules, Sylvie y Sam han llegado a la cumbre de sus carreras profesionales en Wall Street. Invitados por la dirección de recursos humanos a participar en un ejercicio de team building, acuden a un rascacielos vacío ansiosos por conseguir el ascenso prometido al vencedor. Pero cuando las puertas del ascensor se cierran y las luces se apagan, todos adivinan que no se enfrentan a un simple juego. Encerrados y a oscuras, los cuatro deberán dejar de lado antiguas rivalidades y trabajar juntos para resolver las inquietantes pistas que les permitirán salir. A medida que la prueba avanza, empiezan a aflorar los secretos más sórdidos del equipo, y cada vez es más evidente que los cuatro tendrán que pagar un precio muy alto por sus siniestras maniobras para conseguir el éxito profesional. Los ánimos empiezan a flaquear y las pistas se vuelven más peligrosas, está claro que la prueba es a vida o muerte. 

¿Qué nos ha gustado? 

- Conviértete en el mejor detective: Encerrados pondrá a prueba nuestra capacidad deductiva. Y es que el último trabajo de Megan Goldin sigue de cerca los pasos de las novelas de suspense más clásicas, con pistas dispersas que tendremos que ir uniendo para poder desentrañar el misterio que envuelve a los personajes. Si te gustan las novelas de whodunit, Encerrados no te decepcionará. 

- No hay descanso: Encerrados es una novela de adicción. Desde que arranca el primer capítulo nos veremos tan inmersos en la historia y tan atrapados por los acontecimientos que acabaremos devorando el libro con tal de ver cómo evoluciona la trama. 

- Trasfondo con moraleja: más allá de su componente de suspense, Encerrados es una novela con un trasfondo moralista interesante que pone de relieve el poder de la venganza y de la codicia en el ser humano. La historia da que pensar y nos dejará un regusto filosófico al concluir. 

¿Qué no nos ha gustado? 

- Con relleno: a pesar de su ritmo frenético, Encerrados peca de contenido irrelevante pues Goldin incorpora partes que no contribuyen en nada al desarrollo de la trama y que, sin embargo, rompen la concentración del lector en partes clave del libro.

0 comentarios :

Publicar un comentario