martes

Reseña: Gothia de Santiago Castellanos

Barcinona, actual Barcelona, año 415. Clodia, una dama de la aristocracia, vive con gran intensidad tanto su amor a la Historia y a los libros como su odio a la sociedad patriarcal romana y al triunfo del cristianismo. Lucha por sus libertades, se recluye en su biblioteca, vive romances y disfruta del sexo más allá de su odioso esposo Minicio. Todo eso le permite respirar en la asfixiante mediocridad de un entorno lleno de hipocresía y recelos. Es en ese ambiente de fiestas y falsas apariencias donde irrumpen los godos, que se asientan por primera vez en Hispania, alterando el orden marcado por Roma.

¿Qué nos ha gustado? 
- Descubriendo: el contexto histórico en el que se desarrolla Gothia es bastante desconocido. Santiago Castellanos nos abre los ojos a este momento histórico, muy interesante por otro lado, con una cuidada investigación y una reconstrucción bastante fiel de los detalles sociales y políticos del momento.
- Entre la historia y el suspense: Gothia es una novela a medio cambio entre el género histórico y el thriller. Castellanos ha sabido convertir esta mezcla, tan habitual entre los autores anglosajones, en un cóctel literario que no decepciona y que consigue atraparnos casi desde el principio a través de un argumento que va in crecendo.
- Paciencia: aunque al principio nos resultará un poco complicado digerir el gran número de personajes que aparecen en las primeras 100 páginas, paciencia: acabaremos dominando este aluvión sin problemas, en parte gracias a que el elenco sintoniza bien con el lector y acaba conectando con él, a pesar de que haya algún que otro estereotipo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cuidado con la prosa: lo que menos nos ha gustado de Gothia es la narrativa. En más de una ocasión deja bastante que desear pues le falta cuidado y mimo en los detalles prosísticos.

0 comentarios :

Publicar un comentario