martes

Reseña: Y Julia retó a los dioses de Santiago Posteguillo

Mantenerse en lo alto es mucho más difícil que llegar. Julia está en la cúspide de su poder, pero la traición y la división familiar amenazan con echarlo todo a perder. Para colmo de males, el médico Galeno diagnostica que la emperatriz padece lo que él, en griego, llama karkinos, y que los romanos, en latín, denominan cáncer. El enfrentamiento brutal entre sus dos hijos aboca la dinastía de Julia al colapso. En medio del dolor físico y moral que padece la augusta, cualquiera se hubiera rendido. Se acumulan tantos desastres que Julia siente que es como si luchara contra los dioses de Roma. Pero, en medio del caos, una historia de amor más fuerte que la muerte, una pasión capaz de superar pruebas imposibles emerge al rescate de Julia. Nada está perdido. La partida por el control del imperio continúa.

¿Qué nos ha gustado? 
- Y no nos cansamos: por norma general, somos animales de costumbres y con Santiago Posteguillo empezamos a acostumbrarnos a que sus novelas nunca fallan y son siempre una apuesta segura, sobre todo si somos fans del género histórico. Y Julia retó a los dioses es una novela excelente, con menos presencia bélica y más peso político que sus antecesoras que nos muestra como nunca antes las conjuras palaciegas y las luchas entre las sombras. No hay lagunas ni tropiezos y la trama fluye ante nosotros con una facilidad sorprendente, a pesar de las considerables dimensiones del libro, sin perder el ritmo en ningún momento. Totalmente recomendable.
- Sutileza: la narrativa de Posteguillo es otro de los grandes aciertos del libro. El autor vuelve a recrear la antigua Roma con la precisión de un cirujano, disgregando detalles, uniendo contextos y cosiendo personajes. Las descripciones son vívidas y dan forma a una ciudad perdida y a una civilización del pasado como si ésta volviera a la vida frente a nosotros. Su prosa se vuelve más cruda en este libro con respecto a los anteriores, es cierto, pero no desentona con la trama sino que se fusiona a la perfección con ella.
- Regresando al pasado romano: en esta ocasión, Posteguillo nos acerca la vida de Julia Doma, un personaje carismático y sin escrúpulos, a través del cual conocemos un nuevo fragmento de la historia pasada de Roma. Una vez más, destacar la documentación meticulosa del autor tanto a nivel social como político que hace que la novela sea un viaje al pasado al que no le falta detalle.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Rizando el rizo: la aparición en escena de los dioses romanos hace que Y Julia retó a los dioses pierda un poco el realismo que ha caracterizado siempre los libros de Posteguillo. No es un fallo imperdonable pero sí un detalle que nos ha sorprendido pues a veces resulta un poco forzado.

0 comentarios :

Publicar un comentario