martes

Reseña: La red de Alice de Kate Quinn

1947. La joven americana Charlie St. Clair está embarazada, soltera y a punto de ser expulsada de su muy decente familia. Mientras su mundo se viene abajo, su única ilusión es la débil esperanza de que su amada prima Rose, que desapareció en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, siga viva. 1915. Un año después del estallido de la Gran Guerra, Eve Gardiner está deseando unirse a la lucha contra los alemanes, así que no duda un instante cuando es reclutada como espía de la organización clandestina conocida como «la red de Alice».

¿Qué nos ha gustado? 
- Mezcla efectiva: La red de Alice es una combinación perfecta entre thriller, romance y novela histórica tradicional que funciona bastante bien. El gran acierto de Kate Quinn es que combina todos los géneros, pero manteniendo un ritmo muy rápido de los acontecimientos lo que hace que no nos podamos aburrir en ningún momento.
- Dos heroínas: en general, todo el elenco de La red de Alice es muy acertado y Quinn construye cada personaje con mucho realismo, incluidos los secundarios, lo que hace que la historia conecte más fácilmente con el lector. Mención especial merecen las dos protagonista, perfectamente retratadas y humanizadas.
- Separando para ganar: Quinn hace un magnífico trabajo creando dos líneas narrativas independientes que mantienen su atractivo por separado y que, al mismo tiempo, no generan confusión en el lector para finalmente unirlas de la mejor forma posible, dando unidad y consistencia a toda la historia.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Decepcionante conclusión: al igual que nos ocurrió con Alguien a quien conoces de Shari Lapena el mes pasado, con La red de Alice nos hemos quedado muy desencantados por el final que tiene la novela. Totalmente irreal, hasta el punto de resultar impostado, y muy por debajo del nivel general de la novela.

0 comentarios :

Publicar un comentario