martes

Reseña: La mansión: Tiempos gloriosos de Anne Jacob

Franziska no puede creer que sea cierto: finalmente está de regreso en la casa familiar de los Von Dranitz. Durante el caos de la Segunda Guerra Mundial tuvo que renunciar a la majestuosa mansión en el este de Alemania, pero el anhelo de retornar siempre la persiguió. Jamás pudo olvidar los tiempos gloriosos previos a la guerra, sus ilusiones y sus deseos de una vida al lado de su gran amor, Walter Iversen. Fue una época feliz hasta que la guerra los separó y destruyó sus sueños. Su amor parecía perdido para siempre... pero Franziska nunca abandonó la esperanza.

¿Qué nos ha gustado? 
- Regreso esperado: La villa de las telas es una de las trilogías históricas que más nos ha gustado en los últimos años. Desde que cayera en nuestras manos la primera novela hasta la última hemos disfrutado de la historia y de los personajes al 100%. La llegada de una saga sucesora nos llenó en un principio de incertidumbre: ¿conseguiría Anne Jacob mantener el listón? Para nuestra (y vuestra) tranquilidad hemos de decir que sí. La mansión: Tiempos gloriosos es un arranque muy prometedor que nos ha gustado mucho y que mantiene una línea continuista con respecto a sus predecesoras. Sienta las bases de una nueva serie llena de potencial.
- Amor en primera línea: en La mansión: Tiempos gloriosos el romance está más presente y mejor trabajado que en La villa de las telas. Si bien es cierto que en la saga anterior, sobre todo en la primera novela, el amor quedaba relegado por detrás de los secretos familiares en La mansión: Tiempos gloriosos adquiere más protagonismo lo que gustará mucho a los lectores más fervientes del género rosa. Es imposible no engancharse a este romance histórico.
- Emocionante: otro punto que nos ha gustado mucho es la forma que tiene Jacob de trabajar los sentimientos. La mansión: Tiempos gloriosos es una novela emocionante en todos los sentidos, que consigue escarbar por debajo de nuestra piel y llegarnos a los más hondo, gracias en parte al buen manejo que hace Jacob de los sentimientos y la facilidad con la que los personajes se sintonizan con el lector.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Otro final fugaz: curiosamente, La mansión: Tiempos gloriosos tiene el mismo fallo que La villa de las telas. Un final abrupto que nos deja en medio de la historia sin cerrar todos los hilos de forma correcta.

0 comentarios :

Publicar un comentario