martes

Reseña: Terra Alta de Javier Cercas

Un crimen terrible sacude la apacible comarca de la Terra Alta: los propietarios de su mayor empresa, Gráficas Adell, aparecen asesinados tras haber sido sometidos a atroces torturas. Se encarga del caso Melchor Marín, un joven policía y lector voraz llegado desde Barcelona cuatro años atrás, con un oscuro pasado a cuestas que le ha convertido en una leyenda del cuerpo y que cree haber enterrado bajo su vida feliz como marido de la bibliotecaria del pueblo y padre de una niña llamada Cosette, igual que la hija de Jean Valjean, el protagonista de su novela favorita: Los miserables.

¿Qué nos ha gustado? 
- Entretenido: Terra Alta es un thriller al más puro estilo tradicional que, aunque muy alejado de lo que estamos acostumbrados a leer de Javier Cercas, resulta entretenido y que, en esencia, se deja leer sin que nos veamos en la tentación de dejarlo a medias pues consigue su propósito de mantenernos en vilo.
- Construcción sobre el pasado: en Terra Alta Cercas recurre de forma constante a los flashbacks para construir la trama y, sobre todo, para dar forma al protagonista, Melchor. Esta táctica, aunque acaba siendo un poco excesiva y rompe en exceso la línea argumental del presente, sí ayuda a humanizar al personaje principal que acaba siendo uno de los puntos fuertes de la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- ¿Dónde está Cercas?: a nivel prosístico, Cercas nos ha decepcionado mucho. La narrativa de la novela no recuerda en nada al Cercas que conocemos, maestro indiscutible de las letras. Al contrario, Terra Alta tiene un exceso de descripciones innecesarios, diálogos insulsos y narraciones superfluas que parecen sacadas de una novela ajena al autor.
- Muy lejos: Terra Alta queda muy muy lejos de novelas precedentes de Cercas como Soldados de Salamina o Anatomía de un instante. Está claro que el autor no está cómodo en el género thriller y, en general, la novela carece de la chispa necesaria para merecer un premio Planeta.

0 comentarios :

Publicar un comentario