martes

Reseña: La cara norte del corazón de Dolores Redondo

En agosto de 2005, mucho antes de los crímenes que conmocionaron el valle del Baztán, una joven Amaia Salazar de veinticinco años, subinspectora de la Policía Foral, participa en un curso de intercambio para policías de la Europol en la Academia del FBI, en Estados Unidos, que imparte Aloisius Dupree, el jefe de la unidad de investigación. Una de las pruebas consiste en estudiar un caso real de un asesino en serie a quien llaman «el compositor», que siempre actúa durante grandes desastres naturales atacando a familias enteras y siguiendo una puesta en escena casi litúrgica. Amaia se convertirá inesperadamente en parte del equipo de la investigación que les llevará hasta Nueva Orleans, en vísperas del peor huracán de su historia, para intentar adelantarse al asesino...

¿Qué nos ha gustado? 
- Giro interesante: con La cara norte del corazón, Dolores Redondo traslada el foco narrativo de Navarra a Nueva Orleans para recuperar los orígenes de la carismática Amaia Salazar. Este giro no deja de ser interesante pues nos permite adentrarnos y conocer mejor a la protagonista estrella de Redondo. Además, tenemos que reconocer que la autora se ha arriesgado al salirse del terreno seguro y apostar por una ubicación y una trama muy diferente de las novelas anteriores.
- A la misma altura: poco tenemos que decir de la prosa de Redondo que no hayamos dicho ya. Mantiene la misma calidad que vimos en la trilogía del Baztán, con esa pulcritud en los detalles y esa forma tan sútil de describir que tanto nos gusta de esta autora.
- Recuerdos del pasado: aunque escasos, Redondo incorpora a la novela ligeras reminiscencias de Elizondo. Este guiño nos ha gustado mucho y, a nuestro juicio, es incluso lo mejor que tiene la novela, además de establecer una interesante conexión entre este último libro y los anteriores.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Menos fuerte: Redondo es una autora que nos gusta mucho y que, hasta ahora, nos había convencido con todas sus novelas publicadas. La cara norte del corazón, sin embargo, no está a la altura de sus predecesoras. Peca de lentitud y reiteraciones innecesarias (sobre todo a nivel descriptivo) lo que hace que en general sea una novela aburrida, muy por debajo de la trilogía del Baztán.

0 comentarios :

Publicar un comentario