martes

Reseña: Amigo imaginario de Stephen Chbosky

Kate Reese es una madre soltera que escapa de una relación de abuso para empezar desde cero en el pueblo Mill Grove, junto a su hijo de siete años, Christopher. Pero Mill Grove no resulta ser ese lugar seguro que cree: Christopher desaparece en un bosque cercano, donde hace cincuenta años tuvo lugar otra desaparición similar de un niño que nunca fue resuelta.

¿Qué nos ha gustado? 
- Más que vivos: el elenco de Amigo imaginario es maravilloso. Tanto principales como secundarios están muy bien caracterizados y perfilados por parte de Stephen Chbosky lo que hace que cada figura derroche humanidad y cercanía con el lector. Mención especial merecen Christopher, Kate, Bobby e incluso Jerry en los últimos compases de la novela.
- Acicate: aunque la trama es bastante desigual en cuanto a ritmo se refiere (con una primera parte brillante y una segunda menos perfeccionada), hay que reconocer que Chbosky consigue despertar nuestra curiosidad y nos “obliga” a seguir leyendo para averiguar qué ocurre con los personajes al final aunque la historia vaya perdiendo fuerza poco a poco.
- Punto de partida: la premisa de la que parte Amigo imaginario es genial. De hecho, hasta bien entrada la mitad del libro será difícil que dejamos de leer o incluso dejemos de pensar en este libro. En este sentido, Chbosky construye muy bien los cimientos de la historia, con una cierta reminiscencia a The Stand de Stephen King pero con algún que otro giro adicional muy interesante.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Demasiado larga: Amigo imaginario peca de longitud y esto hace que la trama vaya perdiendo fuerza hasta quedar muy descafeinada.

0 comentarios :

Publicar un comentario