martes

Reseña: Naranja de sangre de Harriet Tyce

Solo una noche más y lo dejo. Alison tiene un marido entregado, una hija adorable y una carrera en ascenso como abogada: le acaban de confiar su primer caso de homicidio. Pero bebe demasiado. Descuida a su familia. Y mantiene una aventura que raya en lo obsesivo con un colega al que le gusta traspasar los límites. Lo hice. Yo lo maté. Debería estar encerrada. Su cliente no niega que apuñaló a su marido. Quiere declararse culpable. Y, sin embargo, hay algo en su historia que no encaja. Salvar a esta mujer podría ser el primer paso para que Alison logre su propia salvación.

¿Qué nos ha gustado? 
- Midiendo los tiempos: lo mejor de Naranja de sangre es lo bien manejados que están los hilos de la trama. Harriet Tyce controla a la perfección el ritmo de los acontecimientos, colocando revelaciones y momentos OMG en los lugares exactos para que nos quedemos boquiabiertos y con ganas de continuar leyendo. No tendremos oportunidad de escapar de la lectura.
- Increíble debut: para ser su primer libro, hay que reconocer que Tyce nos ha sorprendido mucho. Y no solo por el argumento de la novela. También por su prosa fina y pulcra, sin casi defectos a nivel narrativo y coordinada al 100% con la historia.
- Sumergidos en lo peor: Naranja de sangre es, ante todo, un thriller psicológico. Tyce nos sumerge en el interior de los personajes, mostrándonos la cara más oscura del ser humano. El retrato interior es maravilloso, muy bien perfilado y perfectamente imbricado en el devenir de la historia.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Antagonista: Alison es una figura bastante poco atractiva. Aunque sea la protagonista de Naranja de sangre, su fuerza dentro de la novela queda bastante diluida y deja mucho que desear a nivel de carisma con respecto a otras figuras.

0 comentarios :

Publicar un comentario