jueves

Reseña: Muerte en la nieve de Lucy Foley

Fueron un grupo unido, alegre, divertido. Han pasado varios años desde que dejaron la universidad, pero les gusta reunirse de vez en cuando. Este año han elegido un idílico pabellón de caza en medio de las montañas de Escocia para pasar los últimos días del año. El viaje comienza de manera inocente: admirando el paisaje, bebiendo y recordando anécdotas del pasado. Sin embargo, el resentimiento y el peso de los secretos han ido creciendo. Creen que siguen siendo los mismos, cada uno en su papel, el de la guapa, o el de la silenciosa, o la pareja perfecta, o el outsider, pero el tiempo les ha cambiado. Cuando se desata una tremenda tormenta de nieve el día antes de Nochevieja, el grupo queda completamente aislado del mundo. Dos días más tarde, en el primer día del año, a uno de ellos le ha tocado el papel de víctima. Entre ellos, hay otro que se ha convertido en un asesino.

¿Qué nos ha gustado? 
- Entorno adverso: uno de los componentes que hace verdaderamente atractivo a Muerte en la nieve son los escenarios, tan protagonistas como los propios personajes. En este sentido, Lucy Foley hace un trabajo impecable. Nos adentra en un ambiente opresivo, peligroso y salvaje que se convierte en el auténtico motor de la trama y que el autor describe con hilo de oro, sin quitar ni poner nada innecesario.
- Jugando con las visiones: Muerte en la nieve nos ha sorprendido por lo bien manejado que está el perspectivismo múltiple dentro de la novela. Foley salta de un personaje a otro con soltura, haciendo que la trama gane fuerza pero sin sacrificar a cambio la coherencia argumental ni el ritmo narrativo.
- De lleno: con Muerte en la nieve no tienes tiempo ni de respirar. Según empiezas a leer el primer capítulo ya estás perdido dentro de la novela, esforzándote por descubrir quién es el asesino. Foley no nos deja ir en ningún momento. Nos sujeta a las páginas del libro hasta que llegamos al desenlace.

¿Qué no nos ha gustado? 
- No te precipites: aunque el ritmo de la novela es muy fluido, hacia el final Foley precipita los acontecimientos y la historia se desequilibra hasta desembocar en un final apresurado que resta nivel al libro.

0 comentarios :

Publicar un comentario