martes

Reseña: Esos días azules de Nieves Herrero

Nieves Herrero desvela por primera vez la verdadera vida de Pilar de Valderrama, la musa de Antonio Machado, una mujer que, en el ocaso de sus días, tuvo la valentía de confesar al mundo que ella fue la Guiomar de la que hablaban algunos de los versos más hermosos del poeta. Miembro de la alta sociedad madrileña, casada y con tres hijos, arriesgó todo por el amor del único hombre que supo comprenderla. A través del testimonio y la documentación inédita facilitada por la nieta de Guiomar, la autora reconstruye esta historia fascinante al tiempo que nos conduce a través de unos años clave de nuestra historia reciente, que culminan con la muerte de Machado en Colliure en 1939. En su bolsillo hallaron un último verso: «Esos días azules y ese sol de la infancia». ¿Murió pensando en Pilar, la mujer real, siempre vestida de azul, oculta tras la Guiomar de los poemas? La respuesta está en estas páginas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Escenarios estelares: la escenografía es uno de los puntos fuertes de Esos días azules. Nieves Herrero maneja muy bien los ambientes de la época y los entornos sociales lo que hace que nos sintamos inmersos en el pasado histórico de la novela. Mención especial a la ambientación que la autora hace del Madrid de entonces. Muy conseguida.
- Amor a primera vista: de lectura fácil y amena, Esos días azules es, ante todo, una preciosa novela de amor, de esas que te dejan un buen sabor de boca y la sensación de que formas parte de la historia desde el principio. Tocará nuestro lado más romanticón y nos regalará un final de esos que tanto nos gustan.
- Hombre y mujer: en general, Herrero siempre borda sus personajes femeninos en todas sus novelas. Esos días azules no es ninguna excepción aunque, en esta ocasión, al elenco femenino se une un protagonista masculino, Antonio Machado, que es una de las figuras mejor caracterizadas por la autora hasta la fecha. Toda la sensibilidad y la ternura del poeta quedan perfectamente reflejadas en la novela y su presencia en el libro rivaliza de lleno con la de su compañera.

¿Qué nos ha gustado? 
- Lenta al principio: en los primeros compases, Esos días azules es una novela bastante pausada que tarda un poquito en coger forma. Cuando lo hace, sin embargo, es un no parar.

0 comentarios :

Publicar un comentario