martes

Reseña: Una cena perfecta de Rebecca Serle

En algún momento de la vida, alguien nos preguntará quiénes son las cinco personas más importantes de nuestra vida. O quizás, como le pasó a Sabrina, tu mejor amiga te haga escribir en un papel con qué cinco personas te gustaría cenar dentro de muchos años, cuando cumplas treinta, por ejemplo. ¿Por qué escogemos a ciertas personas y no a otras? ¿Y qué ocurriría si finalmente esa velada tuviera lugar?

¿Qué nos ha gustado? 
- Hacia el corazón: Una cena perfecta es un libro emocional, con más de una sorpresa y un pequeño toque de humor. Una lectura que nos hará pensar, meditar sobre las decisiones decisivas de nuestras vidas, y reflexionar sobre las personas que nos rodean. En definitiva, una trama muy interiorista que despertará nuestros sentimientos.
- Bien dibujados: aunque el elenco no es el gran fuerte de la novela (a nuestro juicio es la profundidad de la historia lo que verdaderamente llena la lectura de esta novela) no se puede decir que los personajes sean decepcionantes. Al contrario. Cumplen con su objetivo de aportar luz a la historia y la mayoría de ellos resultan atractivos.
- Escritura acorde: la prosa de Rebecca Serle acompaña a la perfección la esencia de la novela y ese carácter sentimental y reflexivo que comentábamos antes. Su estilo está muy cuidado, y acaba por meternos en la novela y hacernos partícipes de la misma.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Depresión final: la conclusión de Una cena perfecta es, sin duda, lo peor del libro. Un final triste, oscuro, que deja una infinidad de preguntas sin responder.

0 comentarios :

Publicar un comentario