jueves

Reseña: Canción de sombra de S. Jae-Jones

Seis meses después del final de Canción de invierno, Liesl está trabajando para consolidar su carrera musical y la de su hermano. A pesar de que está determinada a seguir adelante y no mirar al pasado, la vida es mucho más dura de lo que ella se había imaginado. Su hermano menor, Josef es frío y distante, y Liesl es incapaz de olvidar al austero hombre que abandonó tiempo atrás, así como la música que él le inspiró. Cuando los preocupantes vientos avisan que la barrera entre ambos mundos se tambalea, Liesl tendrá que volver hacia lo clandestino para resolver los misterios de la vida, la muerte y del Rey de los Goblins – ¿quién fue, quién es y sobre todo, quién será?

¿Qué nos ha gustado? 
- Vaya giro: si tuviéramos que elegir un adjetivo para describir Canción de sombra, éste sería inesperado. S. Jae-Jones ha dado un giro de 180º a la trama que ni en nuestras mejores suposiciones habíamos esperado. Esto sorprende y hace que la novela, y toda la saga en su conjunto, gane en complejidad y riqueza.
- Ese final…: nos encantan los finales espectaculares y Canción de sombra cuenta con uno de los mejores que hemos leído este mes. Emotivo, adictivo y con más de una sorpresa que S. Jae-Jones se guarda en la manga.
- Reencuentro: en Canción de invierno, Leisl fue el personaje que más nos gustó y en Canción de sombra volvemos a repetir opinión. La forma que tiene S. Jae-Jones de mostrarnos su trastorno bipolar, con total realismo pero, al mismo tiempo, con empatía hace que, pese a que como protagonista no es muy atractiva, acabemos decantándonos por ella.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Incompleto: aunque Canción de sombra nos ha sorprendido, no llega al nivel de Canción de invierno. La novela es una de las mejores que hemos leído sobre bipolaridad pero peca en otras cuestiones como el apartado romántico (muy diluido), y el ritmo general lento de la novela.

0 comentarios :

Publicar un comentario