jueves

Reseña: La sospecha de Fiona Barton

Cuando dos jóvenes británicas desaparecen en su año sabático en Tailandia, su caso pasa a copar el foco de la atención mediática internacional. La periodista Kate Waters está lista para informar sobre la historia: como siempre, quiere ser la primera en conseguir la exclusiva y descubrir la verdad, y esta vez no será una excepción. Sin embargo, a medida que se van conociendo más detalles de la investigación, Kate no puede dejar de pensar en su propio hijo, a quien no ha visto en dos años.

¿Qué nos ha gustado? 
- Tapiz multicolor: uno de los aspectos que mejor trabaja Fiona Barton en La sospecha es la multiplicidad de perspectivas. La autora juega con diferentes voces para dar forma a la historia, uniéndolas de una manera sólida y eficaz (sin volvernos locos y con la suficiente profundidad para que no perdamos detalle) para que el lector pueda apreciar las distintas capas emocionales que conforman la historia y que de otra forma quedarían perdidas.
- Elenco de 10: también como consecuencia de la multiplicidad de perspectivas que comentábamos antes, el elenco de La sospecha resulta del todo carismático y cercano. Nos acercamos a todos ellos desde sus propios puntos de vista, conociéndolos, empatizando y, cuando queremos darnos cuenta, ya formamos parte de ellos.
- Bien llevado: al igual que hizo con La viuda, Barton enreda muy bien al lector en la trama de La sospecha. Nos hará desesperarnos, elucubrar y, al final, logrará lo más difícil: despistarnos y sorprendernos con un final que rompe la mayoría de nuestros esquemas y sospechas.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Idas y venidas: tanto el principio como el final de la novela son muy rápidos pero hacia la mitad, la trama pierde parte de su empuje y se vuelve más lenta.

0 comentarios :

Publicar un comentario