martes

Reseña: Mister de E.L. James

Londres, 2019. Maxim Trevelyan siempre ha disfrutado de una vida fácil. Gracias a su innegable atractivo, su entorno aristocrático y su riqueza, jamás ha tenido que trabajar y pocas veces duerme solo. De pronto todo cambia cuando la tragedia estalla y Maxim hereda el título nobiliario, la fortuna y las propiedades familiares, pero también muchas responsabilidades que deberá afrontar y para las que no se siente del todo preparado.

¿Qué nos ha gustado? 
- Un toque misterioso: a diferencia de la trilogía Cincuenta sombras de Grey, E.L. James juega más en este libro con el suspense. Los secretos que esconde la pareja protagonista y el duelo de veladas verdades y mentiras que flota entre ellos hace que la trama pique nuestra curiosidad y aporta un toque thrilleriano al torbellino romántico.
- Sexo por todo lo altoMister es un digno sucesor de Cincuenta sombras de Grey en cuanto a escenas sexuales se refiere. Encuentros de alto voltaje que no nos dejarán indiferentes y que encienden la trama cada dos por tres.
- Mejorando: aunque James sigue sin ser nuestra autora de referencia, es cierto que su narrativa ha mejorado con respecto al primer libro de E.L. James. Los diálogos siguen siendo bastante insulsos pero, al menos, las descripciones de los distintos escenarios por los que pasan los protagonistas han ganado algo de peso.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más de lo mismo: para bien y para mal, Mister recuerda mucho a Cincuenta sombras de Grey. James no ha arriesgado lo más mínimo y nos presenta una trama y unos personajes que siguen muy de cerca al tándem Christian-Anastasia.

0 comentarios :

Publicar un comentario