martes

Reseña: La ciudad del fuego de Kate Mosse

Antes de que Minou pueda descifrar el misterioso mensaje, el destino le pondrá delante al joven converso Piet Reydon, que cambiará su destino para siempre. Piet tiene una peligrosa misión, y la necesita para salir vivo de La Cité. Y mientras, la fractura entre religiones se hace cada día más profunda, las líneas de batalla se tiñen de sangre y las conspiraciones están a la orden del día. La misteriosa señora del Castillo de Puivert, espera el momento perfecto para atacar...

¿Qué nos ha gustado? 
- Bella escritura: Kate Mosse es una de esas autoras cuya prosa resulta siempre muy evocadora. Es capaz de recrear ambientes y transportarnos a escenarios del pasado de una forma sutil y elegante, casi sin que nos demos cuenta. En La ciudad del fuego nos ofrece un retrato extenso de la Francia hugonota y nos traslada al turbulento torbellino religioso como si formáramos parte de él.
- Segunda en la lista: para nosotros, La ciudad del fuego es la mejor novela de Mosse después de El laberinto. La trama está llena de giros inesperados y sorpresas que rompen con lo esperado y nos hacen mantener el interés en alza, de forma muy similar a la primera novela (y gran éxito) de Mosse. Una lectura histórica con tintes de thriller que bien merece nuestro tiempo.
- De carne y hueso: como hemos mencionado antes, La ciudad del fuego tiene una ambientación sobresaliente, con el tema de las persecuciones religiosas como punta de lanza. Pero, más allá de eso, el contexto histórico viene acompañado por unos personajes igualmente carismáticos, con sus virtudes y defectos, y en algunos casos con un tinte heroico que no sobra.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Desigual: aunque a grandes rasgos La ciudad del fuego nos ha gustado, es cierto que el ritmo de la novela es bastante desigual, siendo el último tercio el mejor, sin duda, mientras que el arranque resulta, por el contrario, menos brillante.

0 comentarios :

Publicar un comentario