martes

Reseña: Papel y tinta de María Reig

Madrid, primeras décadas del siglo pasado. Elisa Montero, aunque de origen humilde, es criada desde niña por su madrina, una adinerada y misteriosa mujer perteneciente a la alta burguesía madrileña. La sensación de no pertenecer a ningún lugar y de cierta rebeldía ante los designios que otros han trazado para ella será algo que marcará su vida. Elisa no solo buscará liberarse de las limitaciones que le imponen su condición de mujer y su posición social para lograr convertirse en periodista, sino que intentará tomar las riendas de su destino y entregarse al verdadero amor.

¿Qué nos ha gustado? 
- Los colores de una época: si algo nos ha gustado de Papel y tinta es lo bien construido que está el contexto histórico. María Reig acierta de lleno a la hora de mostrarnos las costumbres de la sociedad madrileña de principios del siglo XX y, sobre todo, los prejuicios que marcaron estos años. Mención especial merece el examen que hace la autora del papel femenino durante esta época convulsa.
- Bien llevado: otro punto fuerte de Papel y tinta es el ritmo. Reig nos regala una novela que, contrariamente a lo que puede parecer en un principio, es muy dinámica, con bastante giros y sorpresas que mantendrán nuestro interés y nos harán devorar el libro de una sentada.
- Sin distinciones: aunque Elisa es la gran protagonista de Papel y tinta y la estrella de la historia, hay que reconocer que el elenco del libro no tiene desperdicio. Principales y secundarios acompañan la trama con solvencia, dejando a un lado clichés y estereotipos.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Engordado: aunque Papel y tinta es una novela fácil de leer hay que reconocer que con 200 páginas menos, el libro habría sido perfecto. Le sobran descripciones y algunos capítulos de más que no aportan nada a la trama.


0 comentarios :

Publicar un comentario