martes

Reseña: Nerón: El esplendor y la derrota de Margaret George

Nerón Augusto, junto a Popea, dirige el Imperio romano, en una era de esplendor cultural y artístico sin precedentes. Aún no tiene sucesor, pero su poder es absoluto. Sin embargo, en el décimo año de su reinado, un incendio arrasa la capital del Imperio. Los rumores sobre la relación de Nerón con el fuego empiezan a crear malestar entre el pueblo y los políticos. Nerón sabe que su destino está ligado al de Roma y a su promesa de reconstruirla como la ciudad que deslumbrará al mundo. Pero hay quien ve peligrosa su gloria y falsos amigos y espías conspiran en su contra.

¿Qué nos ha gustado? 
- Vivientes: cuando leímos Las confesiones del joven Nerón, lo que más nos gustó sin lugar a dudas fueron los personajes. Con El esplendor y la derrota repetimos opinión y juicio. La forma que tiene Margaret George de traer a la vida a las figuras históricas del elenco, sin romperlos paradigmas temporales pero, mismo tiempo, haciendo de ellos figuras cercanas y carismáticas, es, sin duda, lo mejor que tiene esta novela. Por supuesto, volvemos a dar un sobresaliente a Nerón que, en esta ocasión se presenta como un protagonista más oscuro pero igual de carismático.
- Roma en llamas: junto con los personajes, la contextualización histórico es otro de los grandes fuertes de la novela. Volvemos a encontrarnos con una reconstrucción de la Roma imperial impecable, que nunca llega a sobrepasarnos por exceso de detalles pero consigue transportarnos a la ciudad en todo su esplendor.
- Sin defectos: no podemos decirlo más claro: nos encanta la prosa de Margaret George. Es sencilla pero sin caer en el simplismo, utiliza las dosis justas de descripciones y diálogos y hace que la trama se desenvuelva con soltura incluso en los momentos más aburridos.

¿Qué no nos ha gustado?
- Decaer: comparado con Las confesiones del joven NerónEl esplendor y la derrota no es una novela tan brillante. En algunos capítulos peca de repetitivo y el ritmo es más empastado que el de su antecesor.

0 comentarios :

Publicar un comentario