jueves

Reseña: En tierra de nadie de David Baldacci

Hace treinta años, cuando John Puller y su hermano mayor, Robert, todavía eran muy jóvenes, su madre Jackie desapareció de la base militar de Fort Monroe, Virginia, sin dejar rastro. La vida de John ha estado marcada por este tremendo misterio nunca resuelto. Hasta ahora: la división de investigación criminal del ejército ha recibido una carta de un antiguo amigo y vecino de Fort Monroe en la que acusa al padre de John, ahora un general retirado que vive en una residencia de ancianos y presenta signos evidentes de deterioro mental, de haber acabado con la vida de su esposa treinta años atrás.

¿Qué nos ha gustado? 
- Maravillosos: a estas alturas pocas dudas hay sobre las capacidad literarias de David Baldacci. En En tierra de nadie nos regala un protagonista excepcional, maravillosamente trabajado y construido, y un elenco de secundarios que aportan el condimento justo y necesario a la historia. A nivel prosístico tampoco nos hemos topado con errores pues su narrativa es muy correcta, con unos diálogos sobresalientes.
- Nuevas tecnologíasEn tierra de nadie gira en torno a la ciencia y las nuevas tecnologías científicas. A pesar de ser un campo arduo para muchos lectores, Baldacci consigue que las explicaciones técnicas no resulten ni complejas ni extensas por lo que la trama nunca llega a sobrepasar al lector. Al contrario. Nos picará la curiosidad y querremos saber más sobre los nuevos descubrimientos que se mencionan en el libro.
- Uno másEn tierra de nadie es una novela perfecta para aquellos lectores que buscan un libro con una inyección de adrenalina incorporada. Baldacci nos arrastra a la acción y nos hace formar parte de ella, sin darnos opción al aburrimiento gracias a los constantes giros que incluye a lo largo de la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Saliendo de lo esperado: aunque En tierra de nadie es una novela muy interesante, es cierto que se sale del esquema típicamente Baldacci pues cae más en la ciencia ficción que en el género thriller lo que puede disgustar a algunos de sus lectores más fieles.

0 comentarios :

Publicar un comentario