jueves

Reseña: Guerra de imperios de Ben Kane

Cuando se alza un nuevo imperio, uno viejo debe morir. Estamos en el siglo III antes de nuestra era. Después de dieciséis años de sangrienta guerra contra Roma, Aníbal Barca está al borde de la derrota. En las llanuras de Zama, Félix y su hermano Antonio lideran las legiones romanas dispuestas a hacer el último esfuerzo para la victoria fnal, la que convertirá a Roma en la más poderosa del mundo. Pero en el norte de Grecia, Filipo V de Macedonia está decidido a recuperar la gloria para el reino de Alejandro Magno. Es un líder carismático, un general implacable, y hará lo imposible para unir a Grecia contra Roma.

¿Qué nos ha gustado? 
- Sorprendente: por norma general, cuando un escritor es detallista y meticuloso en los aspectos históricos acaba cayendo en el error de resultar tedioso. Sin embargo, hay que reconocer que Ben Kane no comete este fallo y consigue lo más difícil para este tipo de novelas: ser muy preciso con los detalles sin llegar a cansar al lector.
- Dos visiones: la inclusión de personajes de los dos bandos y de una narración dual tanto del lado romano como del lado griego, es un gran acierto por parte de Kane pues nos permite presenciar el conflicto central desde todas las perspectivas, otorgando mayor riqueza a la historia y una profundidad creciente al hecho histórico que centra la novela.
- En el fragor del combate: es imprescindible que destaquemos las descripciones de batallas que aparecen en Guerra de imperios, realmente brillantes y magistralmente escritas por Kane. Pocos autores nos han metido tan de lleno en el campo de batalla.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin sintonía: a pesar de lo bien escrita que está la novela, nos ha resultado muy difícil sintonizar con los personajes, en parte porque ninguno de ellos posee la fuerza necesaria para arrastrar al lector. Una pena porque con este detalle, Guerra de imperios habría sido una novela imparable.

0 comentarios :

Publicar un comentario