martes

Reseña: El año de los delfines de Sarah Lark

La nueva novela de la exitosa escritora Sarah Lark que nos relata la gran aventura vital de Laura, una madre de familia todavía joven, que quiere cumplir su sueño de convertirse en bióloga marina y para ello, no duda en embarcarse en un apasionante viaje desde Alemania hasta el país de la nube blanca para trabajar como guía en una empresa turística especializada en cruceros para atisbar ballenas y delfines.

¿Qué nos ha gustado? 
- Renovación: a diferencia de otras novelas de Sarah Lark, El año de los delfines cuenta con un importante trasfondo filosófico. La lucha vital de Laura por cumplir su sueño se convierte en una excusa para reflexionar sobre la importancia de uno mismo, el peso de la familia o el poder de las decisiones pasadas. Un giro más metafórico que nos deja una interesante moraleja final además de una bonita novela de maduración y superación personal.
- De nuevo en el país de la nube blanca: a estas alturas, la capacidad descriptiva de Lark está fuera de toda duda. En El año de los delfines volvemos a encontrarnos con esas descripciones sucintas pero poderosas que tanto nos gustan de la autora y que nos permiten transportarnos a Nueva Zelanda sin movernos de casa. Mención especial merece en esta ocasión las descripciones de la vida y la fauna marinas, que adquieren una importancia destacada en este libro.
- Nos unimos a ti: Laura sigue la estela de sus predecesoras en cuanto a carisma y fuerza narrativa se refiere. Es una protagonista con autoridad, cuya fortaleza y ganas de vivir resulta contagiosa.

¿Qué no nos ha gustado? 
- No tan brillante: aunque, a rasgos generales, El año de los delfines nos ha gustado hay que reconocer que no es la mejor novela de Lark. Carece del poderío narrativo con el que sí contaron algunas de las anteriores novelas de la autora.

0 comentarios :

Publicar un comentario