martes

Reseña: La hermana luna de Lucinda Riley

Cuando Tiggy D'Aplièse acepta trabajar en una de las zonas más recónditas de Escocia, en concreto en la enorme finca Kinnaird, nada le hace sospechar que el misterioso terrateniente, Charlie Kinnaird, está a punto de alterar su futuro e, irónicamente, revelarle su pasado. En su nuevo hogar Tiggy descubrirá que tiene un don, el sexto sentido, una herencia de sus antepasados gitanos. Lucía Amaya-Albaycín nació en 1912 en el barrio del Sacromonte, frente a la Alhambra, y la apodaron La Candela. En su destino está escrito convertirse en una de las grandes bailarinas de la historia, y por eso su padre se la lleva a los bares de flamenco de Barcelona con solo diez años. Al estallar la Guerra Civil, Lucía y su grupo de bailaores se ven obligados a buscar refugio en Nueva York. Pero para ver cumplido su sueño Lucía tendrá que elegir entre la pasión por el baile o el hombre al que ama...


¿Qué nos ha gustado? 
- Y seguimos: La hermana luna es la quinta entrega de la saga de las Siete Hermanas y, sin embargo, parece que es la primera. Sorprende la facilidad con la que la autora nos sigue atrapando en sus redes a pesar de utilizar siempre la misma estructura argumental (mujer joven en busca de su pasado tras la muerte de su padre adoptivo). La mezcla perfecta entre amor, suspense, aventuras y sentimiento, además del exotismo que Lucinda Riley imprime a esta novela en concreto, hacen que el libro sea completamente adictivo y nos arrastre por la vida de la protagonista y sus antepasados sin esfuerzo.
- La hermana desconocida: hasta ahora, no habíamos conocido mucho a Tiggy, pero en La hermana luna nos adentramos de lleno en su vida y en su pasado. Al igual que sus hermanas, Tiggy se revela como una protagonista fuerte, con carisma, que no se deja amedrentar por las circunstancias y que consigue rivalizar con sus antecesoras por nuestro afecto.
- Misticismo: uno de los elementos que más nos ha gustado de La hermana luna y que, sin duda, aporta un toque diferente a la novela, son las raíces gitanas de Tiggy que dan a su vez un aire casi místico a la historia, mucho más mágica que las anteriores y más vinculada a las tradiciones sobrenaturales (algo que, en cierto modo, nos recuerda a la maravillosa La rosa de medianoche).

¿Qué no nos ha gustado? 
- Indecisa: a pesar de su carisma, en ocasiones Tiggy nos ha resultado demasiado indecisa, sobre todo en cuestiones sentimentales. Sus fluctuaciones resultan cansinas en determinados capítulos.

0 comentarios :

Publicar un comentario