jueves

Reseña: La hermana favorita de Jessica Knoll

Cuando cinco mujeres hiper exitosas, bellas y tremendamente competitivas acuerdan participar en un reality show ambientado en la ciudad de Nueva York llamado "Dig Diggers", los ejecutivos de la cadena esperan que el programa esté repleto de pequeños agravios, viciosos ataques, chismorreos… minucias. Lo que no pueden imaginar es que la segunda temporada del reality acabará en asesinato. Cada una de las cinco mujeres está ocultando algo oscuro a los espectadores, a los productores y entre ellas mismas. Y ante un cadáver nada desean más que mantener ocultos esos secretos.

¿Qué nos ha gustado? 
- Que empiece el show: La hermana favorita nos adentra en un complejo reality show en el que un grupo de mujeres vivirá todo tipo de dramas y situaciones extremas. En este sentido, Jessica Knoll hace un buen trabajo pues entreteje una enorme cantidad de conflictos, choques personales y secretos que hacen que nuestro interés se mantenga constante (sin grandes bajones) y que la novela gane en complejidad poco a poco.
- Malvadas e interesantes: las protagonistas de La hermana favorita son de lo más anti heroínas que podamos imaginar y en muchas ocasiones resultan incluso desagradables. Pero hay que reconocer que Knoll ha sabido, a pesar del nulo atractivo del que poseen, hacerlas interesantes, pues la tridimensionalidad y el realismo que tienen elevan la trama y la hacen más intensa.
- Repitiendo: en La hermana favorita volvemos a encontrarnos con el mismo estilo narrativo inteligente y cuidado que vimos en La chica que lo tenía todo. Knoll nos regala una prosa rápida y afilada que destaca sobre todo por sus diálogos, verdadero centro de su escritura.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Vaya final: la conclusión de La hermana favorita es lo peor de la novela sin duda. Pequeños detalles que pasan desapercibidos en la novela cobran de repente una importancia radical mientras que el eje central del libro se desvanece sin razón aparente.

0 comentarios :

Publicar un comentario