jueves

Reseña: Iron flowers de Tracy Banghart

En un mundo de hombres en el que las mujeres no tienen ningún derecho, cada provincia del reino debe presentar a sus jóvenes más hermosas para que el príncipe heredero pueda elegir a su pareja. Así es como dos hermanas, Nomi y Serina, terminan confinadas en dos hábitats contrapuestos: la hermosa, frágil y débil en la inhhóspita prisión de Mont Ruin y la chica resuelta, práctica y luchadora entre las sedas y fiestas de palacio. Dos historias de superación, supervivencia y amor entre hermanas... Porque, cuando la solución no llega, solo queda cambiar las reglas: ¡Que empiece la revolución!

¿Qué nos ha gustado? 
- Acierto: uno de los principales aciertos de Iron flowers es la propia estructura de la novela. La alternancia de puntos de vista entre las dos hermanas protagonistas nos permite apreciar la historia en toda su complejidad y, en este sentido, Tracy Banghart ha sabido explotar muy bien esta técnica.
- MadurezIron flowers es algo más que una novela juvenil de aventuras. Bajo su premisa aparentemente sencilla se esconde un entramado de madurez personal, hermandad y superación que enriquece en grado máximo la trama y que aporta tridimensionalidad a la historia.
- Grata sorpresaIron flowers ha sido una de las sorpresas del mes. Una novela que ha superado nuestras expectativas y que nos ha sorprendido, sobre todo gracias a lo inesperado de su historia y a los constantes giros que han roto nuestras suposiciones desde el minuto uno.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Subidas y bajadas: dejando a un lado nuestra opinión positiva de este libro, hay un detalle que no nos ha gustado demasiado: los personajes son demasiado variables e inconsistentes. Figuras que al principio parecen fuertes y decididas de repente se hacen débiles sin motivo aparente y en lugar de crecer y evolucionar dentro de la novela empequeñecen y se vuelven casi invisibles.

0 comentarios :

Publicar un comentario