martes

Reseña: Calígula de Simon Turney

Cuando el moribundo Tiberius confía en la familia de Calígula la sucesión del imperio con el fin de restaurar el orden, el destino de Roma cambia y aparece uno de los tiranos más infames de la historia, Calígula. Pero ¿era Calígula realmente un monstruo? Olvídate de todo lo que crees saber y deja que sea Livilla, la hermana pequeña y confidente del emperador, quien te cuente qué es lo que realmente pasó: cómo su querido hermano se convirtió en el hombre más poderoso de la tierra y cómo, con mentiras, asesinatos y traiciones, Roma cambió para siempre… El primer volumen de una nueva serie sobre los emperadores malditos de Roma, aquellos que fueron borrados de la historia. Una novela magistral que muestra a Calígula como nunca te lo habían contado.

¿Qué nos ha gustado? 
- Nueva visiónCalígula nos ofrece una visión nueva y diferente del emperador romano. Simon Turney consigue humanizar su figura a pesar de su negra leyenda, acercándolo al lector de una forma muy interesante. El libro también ayuda a entender la degeneración paulatina de Calígula motivada sobre todo por las decepciones y traiciones (plasmadas en la novela) y que hicieron de él un ser muy distinto del que era inicialmente.
- Perspectiva de hermanaCalígula está narrada desde el punto de vista de Livilla, la hermana del emperador. Esto rompe con el perspectivismo original que solemos encontrar en este tipo de novelas (habitualmente narradas por el emperador en cuestión) y nos enseña la figura protagonista desde una visión más neutral, lo que hace que el libro ofrezca una perspectiva más real de esta figura tan comprometida.
- Buena adquisiciónCalígula nos ha gustado mucho. Es una novela bien escrita que nos sumerge en la historia y nos arrastra por la vida del emperador romano sin descanso ni oportunidades para aburrirnos. Un detalle que Turney hace muy bien es plasmar en las páginas del libro la atmósfera de tensiones constantes y miedo que se vivía en el palacio imperial y que, de alguna forma, sitúa al propio lector en un estado de alerta constante.

¿Qué no nos ha gustado?
- Qué casualidad: en algunas ocasiones resulta chocante que Livilla esté siempre en el momento oportuno para contarnos qué le sucede a su hermano. Demasiado conveniente.


0 comentarios :

Publicar un comentario