jueves

Reseña: No es mío de Susi Fox

Te despiertas tras una cesárea de urgencia, desesperada por ver a tu hijo. Pero cuando te lo enseñan, simplemente lo sabes... Ese bebé no es tuyo. Nadie te cree. Ni los enfermeros ni tu padre ni tu marido. Dicen que estás confusa, que deliras. Que resultas peligrosa. Pero eres médica. Y sabes lo fácil que es cometer errores. ¿Confías en tu instinto? Porque hay una cosa que tienes clara por encima de todo. Debes encontrar a tu bebé.

¿Qué nos ha gustado? 
- Mejorando lo presente: últimamente, no dejamos de leer thrillers, a cada cual más brillante. No es mío sigue esta estela de éxitos. Una novela con un alto nivel de suspense que atrapa y estruja nuestra mente hasta el final y que nos hará replantearnos en más de una ocasión nuestras suposiciones (la mayoría de ellas equivocadas gracias a los constantes giros). Solo esperamos que esta nueva tendencia literaria que tantas y tan gratas sorpresas nos está dejando continúe mucho tiempo.
- Más allá del misterio: aunque No es mío es esencialmente un thriller, también tiene un alto componente sentimental que refuerza la importancia de los personajes y, muy especialmente, de su protagonista. La compleja relación de Sasha y Mark, por ejemplo, con todas sus luces y sombras aporta un complemento emotivo muy interesante a la línea principal que hace que el libro sea más tridimensional.
- Directo a tu menteNo es mío no es una novela negra tradicional sino más bien un thriller psicológico, que recuerda en cierto modo a La chica del tren. Encontraremos muchos capítulos introspectivos y largos pasajes en los que solo oiremos los pensamientos de Sasha. Pero es precisamente esto lo que nos hace sumergirnos en la trama de una forma más completa.

¿Qué no nos ha gustado? 
- LargoNo es mío es una novela bastante extensa que, hacia la mitad, flaquea un poco, perdiéndose en ritmos lentos y narraciones más pastosas.


0 comentarios :

Publicar un comentario