martes

Reseña: Múnich de Robert Harris

Adolf Hitler está decidido a invadir Checoslovaquia para devolver a Alemania un territorio que considera suyo. La guerra parece inevitable; en los parques de Londres se cavan trincheras mientras en las casas los niños aprenden a ponerse las máscaras antigás. Sin embargo el primer ministro inglés Neville Chamberlain está dispuesto a lo que sea para evitar la catástrofe y viaja a Múnich para negociar a la desesperada un acuerdo que garantice la paz. Europa entera contiene el aliento. Otros dos hombres llegan a la ciudad bávara con intenciones secretas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Misterio y pasadoMúnich es una novela histórica con alma de thriller. Un híbrido que nos recuerda a las mejores películas de espías ambientadas en la II Guerra Mundial. El punto “original” en este caso viene de la mano del escenario principal, Munich, cuyo protagonismo, ambientación y atractivo rivaliza con las líneas argumentales de la trama.
- Real e irreal: más allá de las figuras ficticias que protagonizan la obra, en Múnich también nos encontramos con personajes históricos reales como Chamberlain, Hitler, Mussolini o Daladier. Nos ha sorprendido lo cuidados que están los retratos de estas figuras, algunas de ellas tremendamente complejas, y lo bien que conviven con los protagonistas del libro, Legat y von Hartmann, ambos extraídos de la imaginación del autor. Es difícil precisar dónde empiezan unos y terminan otros.
- Brillante: Robert Harris es un maestro de la ficción histórica. Ya lo vimos en sus novelas anteriores y Múnich solo sirve para confirmarlo. Sus obras no solo son altamente thrillerianas sino que la meticulosidad con la que están trabajadas, sobre todo a nivel de documentación, hace que los acontecimientos cobren vida de una forma hiper realista.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Mejora tu conversación: aunque no se puede decir nada negativo de la capacidad descriptiva de Harris, los diálogos, en cambio, no nos han convencido. En algunos capítulos resultan demasiado forzados lo que hace que la historia quede un poco empastada.

0 comentarios :

Publicar un comentario