martes

Reseña: La isla de la memoria de Karen Viggers

Mary, la mujer del farero de la Isla de Bruny durante cuarenta años, solo quiere pasar sus últimos días en paz, lejos de un hospital. Pero la llegada de una inesperada carta trastocará todos sus planes. Con ella volverán los fantasmas del pasado, que llevarán a Mary a instalarse de nuevo en su adorada y salvaje isla. Allí, recordará y recorrerá los escenarios de su juventud, y deberá hacer frente a los secretos que tan bien había sabido ocultar. Ahora, sin nada que perder, ha llegado el momento de saldar cuentas con el pasado y dejar que la verdad salga a la luz.

¿Qué nos ha gustado? 
- De viaje: Karen Viggers realmente consigue que sintamos los escenarios del libro gracias, sobre todo, a la imaginería espacial y ambiental que es capaz de crear. La autora logra lo más difícil: llevar al lector a un viaje a medio camino entre la naturaleza y la historia que nos atrapará por completo.
- Todos a una: otro de los aspectos destacados de La isla de la memoria son los personajes. Viggers les dota de tanta tridimensionalidad que acabaremos encariñándonos de Mary, de Tom y compañía como si formaran parte de nuestra familia.
- Rápido y sin complicaciones: La isla de la memoria es una lectura perfecta para la época veraniega en la que estamos: ágil, distendida, ideal para ese momento relax en la playa o en la piscina.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin sorpresas: aunque La isla de la memoria tiene algunos giros hacia el final de la novela, la trama es bastante predecible y el desenlace no nos sorprenderá demasiado.

0 comentarios :

Publicar un comentario