miércoles

Reseña: Hotel de las Musas de Ann Kidd Taylor

Durante un día de playa en Florida en 1988 Maeve Donnelly vive dos momentos extraordinarios: primero, Daniel, el chico de sus sueños, la besa; segundo, un tiburón de puntas negras la muerde. Dieciocho años más tarde, y convertida en una reconocida bióloga marina, Maeve regresa al excéntrico hotel regentado por su abuela en la idílica isla en la que creció. Y allí descubre algo más que los atardeceres de ensueño y las tartas de lima que tanto ha echado de menos. Un encuentro fortuito la devuelve a una inesperada encrucijada: ¿será capaz de perdonar a Daniel, el primer amor que dejó atrás, sus errores de juventud y retomar su historia?

¿Qué nos ha gustado? 
- Ella, la líder: uno de los principales puntos fuertes de Hotel de las Musas es su personaje principal. Una protagonista fuerte, decidida y carismática que mantiene, a diferencia del resto del elenco, una evolución constante y creciente, y que utiliza la propia historia para expandir todo su atractivo.
- FácilHotel de las Musas es una novela de rápida lectura que no nos planteará ningún reto pero que nos dejará un buen sabor de boca. Un libro “de playa y piscina” para sobrellevar los días post veraniegos con más alegría.
- AprobadoHotel de las Musas nos ha gustado. La trama se desenvuelve con soltura, sin grandes momentos de bajón que nos dificulten, ni capítulos chirriantes. Ann Kidd Taylor consigue que todos los ingredientes funcionen, como una orquesta bien afinada, y que nuestro nivel de interés no decaiga, sobre todo gracias a las interesantes pinceladas de suspense que inserta aquí y allá.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin trasfondo: Taylor podría haber sacado más provecho al contexto. Y es que la autora se centra tan exclusivamente en la línea argumental que olvida por completo la ambientación a la que casi no presta atención a lo largo del libro.

0 comentarios :

Publicar un comentario