martes

Reseña: Zénit de Sasha Alsberg y Lindsay Cummings

Conocida como la Baronesa Sangrienta, la capitana Androma Racella y su heterogénea tripulación de piratas espaciales recorren la galaxia de Mirabel aceptando cualquier trabajo de dudosa reputación que les permita mantenerse con vida. Pero cuando una misión de rutina se complica y queda a merced de un sádico cazarrecompensas relacionado con el pasado de Andi, la tripulación de la Marauder se ve orillada a embarcarse en un peligroso viaje que podría restaurar el orden de su nave o desatar una guerra con la capacidad de extinguir los mundos.

¿Qué nos ha gustado? 
- Un mundo galáctico: aunque en algunas ocasiones las descripciones de personajes y escenarios son un poco excesivas, hay que reconocer que Sasha Alsberg y Lindsay Cummings nos meten tan de lleno en el universo interplanetario de Zénit que merece la pena este exceso descriptivo. La viveza y el colorido que desprenden los contextos son espectaculares.
- Cumpliendo al final: aunque en general Zénit es lenta (algo que ya comentaremos más adelante), el final de la novela es un torbellino. Es en los últimos capítulos donde la novela despliega toda la velocidad y el arrojo que se espera de ella.
- Interesante: más allá de los defectos que hemos detectado, Zénit es una novela interesante que parte de una premisa atractiva y unos personajes que pueden dar mucho de sí en libros siguientes. Nos quedamos con un buen sabor de boca.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Confuso: aunque las perspectivas múltiples siempre enriquecen las novelas, en este caso la técnica no funciona bien pues el cambio constante de punto de vista resulta confuso para el lector y ralentiza muchísimo el ritmo general de la trama.

0 comentarios :

Publicar un comentario