martes

Reseña: Soñar bajo el agua de Libby Page

Rosemary es una viuda de 86 años que ha vivido en el barrio de Brixton, en Londres, toda su vida. Allí ha visto cómo cerraba la biblioteca en la que trabajaba y cómo la frutería se convertía en un bar de moda. Cuando la piscina local a la que acude desde que era una niña, y en la que se enamoró de su marido, se ve amenazada también, Rosemary sabe que este puede ser el principio del fin. Kate es una joven reportera del periódico local y desde que se mudó a Londres se encuentra perdida en una ciudad que siente demasiado grande... y demasiado hostil.

¿Qué nos ha gustado? 
- Inspiración: Soñar bajo el agua es una novela tierna y sentimental que llega desde las primeras páginas al corazón del lector. Una demostración de que no es necesario tener poderes especiales para hacer actos increíbles y una lección de honestidad, sinceridad y amistad en forma de libro.
- Viendo vuestras vidas: un detalle que nos ha gustado mucho de Soñar bajo el agua es la propia estructura de la trama. Al margen de la historia de Rosemary y Kate, Libby Page inserta aquí y allí pequeños capítulos que nos acercan la vida de otros personajes involucrados en la historia, haciendo especial hincapié en el apartado sentimental. Esto hace que el lector se adentre en el universo emocional que envuelve la trama hasta las profundidades.
- Sencillez adictivaSoñar bajo el agua es un libro curioso. Como tal, aborda la vida cotidiana de dos mujeres muy diferentes pero, bajo este argumento aparentemente sencillo, la trama gana interés con cada capítulo hasta volverse muy adictiva y atrapar de lleno el interés del lector.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Nada fuera de lo normal: el punto más débil de Soñar bajo el agua son los personajes. Ninguno de ellos destaca por su originalidad. Más bien se caracterizan por su caída constante en estereotipos y comportamientos esperables.

0 comentarios :

Publicar un comentario