martes

Reseña: La oradora de Traci Chee

Sefia y Archer han logrado escapar de las garras de la Guardia, y se ocultan en el bosque para curar sus heridas y planear su siguiente movimiento. Asediado por recuerdos dolorosos, Archer lucha por superar el trauma de su pasado con los inscriptores, cuya crueldad le atormenta cada vez que cierra los ojos. Pero cuando Sefia y Archer se encuentran con un grupo de inscriptores en el desierto, Archer halla finalmente la manera de combatir sus pesadillas: dando caza a esos desalmados y liberando a los muchachos que mantienen en cautiverio.

¿Qué nos ha gustado? 
- Cumpliendo: La oradora cumple de sobra con lo que esperábamos. Su antecesora fue brillante pero esta secuela mantiene el listón a la misma altura aunque con un nivel adicional de calidad y atractivo que la hacen más atractiva. Ninguna decepción por nuestra parte.
- Más y mejor: uno de los detalles más destacados de La lectora fue su ritmo, endiabladamente rápido y dinámico. La oradora sigue el mismo esquema. Una trama frenética que no da respiro al lector, acompañada por un elenco carismático en el que vuelven a brillar con luz propia Sefia, Archer y Redd. Un conjunto que roza la perfección por lo bien trabajado que está todo, incluso en los detalles más pequeños.
- ProfundizandoLa oradora suple con creces uno de los defectos que tenía La lectora: la superficialidad con la que Traci Chee aborda el contexto que rodea la trama. En esta secuela, la autora nos acerca más a la compleja mitología de la novela, lo que, en definitiva, hace que entandamos muchos detalles que antes nos habían pasado desapercibidos. Una corrección que Chee ha bordado con hilo de oro.

¿Qué no nos ha gustado? 
- No sobrecargues: la enorme cantidad de acontecimientos, aventuras y desventuras que se concentran en La oradora hace que la carga literaria y emocional de la novela sea bastante elevada lo que hace que, a veces, acabemos un poco saturados.

0 comentarios :

Publicar un comentario