jueves

Reseña: El chico que nunca llamó de Rosie Walsh

Sarah conoce a Eddie, se enamora perdidamente y pasan juntos siete días maravillosos. Ella está convencida de que lo que hay entre ambos es amor de verdad, nunca ha estado tan segura de algo. Así que cuando Eddie le dice que debe marcharse unos días y promete llamarla desde el aeropuerto, Sarah no duda de que lo hará. Pero Eddie no llama ese día. No el siguiente. Ni el otro. Los amigos le aconsejan que lo olvide como él ha hecho y que siga adelante. Sin embargo, está convencida de que ha tenido que pasarle algo que explique su desaparición.

¿Qué nos ha gustado? 
- Sorpresa: cuando empezamos a leer El chico que nunca llamó estábamos convencidos de que íbamos a encontrarnos con una novela de misterio en la que la desaparición de Eddie iba a eclipsar gran parte de la trama. Sin embargo, la novela es más un viaje emocional que un libro de suspense, con una apuesta muy clara por los sentimientos de los personajes. En este sentido, El chico que nunca llamó no nos ha decepcionado pues Rosie Walsh consigue el propósito de trasmitir y hacernos sentir cada sentimiento en nuestras carnes.
- Dos caras, misma moneda: Sarah y Eddie son dos personajes entrañables. Dan ganas de meter las manos dentro del libro y abrazarlos fuerte para darles nuestro más sincero apoyo. Y todo gracias a Walsh que ha logrado que sean unas figuras totalmente cercanas y empáticas con el lector.
- Amor y algo más: sí, El chico que nunca llamó es una novela romántica, con un claro centro en la pareja protagonista pero a lo largo de la trama también se abordan otros temas como la depresión o las enfermedades mentales, muy bien retratadas, por otro lado, por Walsh. Esto hace que la historia de Sarah y Eddie supere el estigma de 100% empalago y plantee al lector dudas, incertidumbres y preguntas que ganan en interés.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cocinando despacio: algunos lectores encontrarán la resolución de la desaparición de Eddie un tanto aburrida, sobre todo, por la lentitud con la que se desarrollan los acontecimientos.

0 comentarios :

Publicar un comentario