miércoles

Reseña: Una vida de perros de Estefanía Salyers

La mañana en que recibe la invitación a la boda de Alberto, el amor de su vida, Lucía desea con todas sus fuerzas despertar de esa pesadilla. Pero la boda es real y, queriendo escapar del dolor y las dudas, Lucía cruza el charco y se traslada a casa de su amiga Olga, en Nueva York. Allí hará más amistades, vivirá excitantes romances, sufrirá otras traiciones y volverá a meter la pata en múltiples ocasiones. Pero sobre todo dejará que lo más inesperado suceda. Porque ¿quién le iba a decir que un perro sería el verdadero comienzo de su nueva vida?

¿Qué nos ha gustado? 
- This is New York: uno de los aspectos que más nos ha gustado de Una vida de perros es lo bien construido y trabajado que está el escenario principal: la ciudad de Nueva York. La autora encapsula la riqueza cultural y el atractivo cosmopolita de la urbe de forma magistral por lo que acabaremos con ganas de visitar la Gran manzana en cuanto tengamos oportunidad.
- Compañía perruna: los perros son un componente imprescindible y esencial de Una vida de perros. Sin ellos, la trama no sería lo mismo pues las situaciones cómicas que generan y el juego que dan dentro del libro es una de las joyas de la novela.
- Viviendo al máximoUna vida de perros es una novela de superación, madurez y romance en la que no falta la amistad ni las vivencias cotidianas. Una lección de vida amena que nos hará reír más de una vez mientras disfrutamos de una tarde tranquila de lectura.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Casual: algunos giros de Una vida de perros resultan demasiado fortuitos y forzados, como si los acontecimientos se coordinaran de forma asombrosa para llevar a Lucía hasta su destino final.

0 comentarios :

Publicar un comentario