martes

Reseña: Para siempre, Lara Jean de Jenny Han

Lara Jean está disfrutando del su mejor año. Va a graduarse. Está completamente enamorada de su novio, Peter. Su padre está a punto de volver a casarse. Y Margot regresará a casa en verano justo a tiempo para asistir a la boda. Pero en el horizonte se acercan cambios… Y mientras Lara Jean se divierte ayudando en los preparativos de la boda, no puede dejar de pensar que tendrá que tomar decisiones muy pronto. Ha de escoger una universidad, y eso puede dar un vuelco en su relación con Peter...

¿Qué nos ha gustado? 
- Actualidad: uno de los aspectos que más nos gusta de los libros de Jenny Han es lo bien imbricadas que están las referencias culturales dentro de la trama, sin que resulten un pegote descarado. Esto genera una sintonía muy marcada con el lector y permite entender y querer más a la protagonista.
- Añadido: originalmente, la historia de Lara Jean iba a condensarse en dos novelas. Sin embargo, Han decidió en el último momento lanzar al mercado este tercer libro, dejando a sus seguidores bastante sorprendidos. Aunque es cierto que la estratagema suena a marketing literario, la novela en sí no es ningún bodrio. Muy al contrario, es un añadido interesante a las dos novelas anteriores que cierra de una forma muy satisfactoria la serie. Al menos, está a la altura de sus predecesoras.
- Continúas creciendo: Lara siempre ha sido nuestro personaje preferido de la serie. Nos enamoró su espíritu y su carisma desde la primera novela. Es de agradecer que Han siga evolucionando el personaje, haciéndola crecer en esta tercera y última novela un peldaño más.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Desesperante: la madre de Peter es el personaje más irritante y molesto que hayamos conocido en mucho tiempo. Su presencia dentro de la novela resulta de lo más incordioso.

0 comentarios :

Publicar un comentario