martes

Reseña: La madre perfecta de Aimee Molloy

Se hacen llamar las madres de mayo, porque es el mes en el que nacieron sus hijos. Desde entonces, se han reunido dos veces por semana en el Prospect Park de Brooklyn para compartir experiencias y preocupaciones sobre sus recién nacidos. Una noche deciden salir un poco de la rutina, alejarse por unas horas de su estrenado papel de madres responsables y salir de copas, reírse un rato, pasarlo bien. Pero algo se tuerce irremisiblemente cuando Midas, el hijo de Winnie, desaparece mientras duerme sin que la canguro sepa dar explicación alguna y sin dejar rastro.

GuardarGuardar ¿Qué nos ha gustado? 
- Ligera como una pluma: La madre perfecta es un thriller de verano, perfecto para acompañarnos a la playa en esos días calurosos. El misterio, lo imprevisible de los acontecimientos y la rapidez con la que se desenvuelve la historia hará que prefiramos quedarnos debajo de la sombrilla antes que dejar la lectura para otro momento.
- Narrativa ideal: nos ha gustado mucho la prosa de Aimee Molloy. Muy fresca y fácil de seguir, hace que la lectura se mueva sin obstáculos gramaticales, en perfecta sintonía con el carácter de los acontecimientos.
- Más allá del secuestroLa madre perfecta no es una novela de un secuestro. De hecho, la desaparición de Midas queda en un plano bastante secundario. El punto fuerte y más atractivo de este libro son las líneas argumentales entrelazadas y complejas que conforman las madres protagonistas, cuyas vidas son el verdadero motor del suspense.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Saturados: los primeros tres capítulos de La madre perfecta pecan de un exceso de información y de acontecimiento para el lector. Aunque es cierto que todo cobra sentido después, el arranque no deja de ser un poco “traumático” de primeras.

0 comentarios :

Publicar un comentario