jueves

Reseña: Hope de Wendy Davies

Imagina un caserón de piedra parda en una calle cualquiera de una ciudad sin nombre. Acércate más. ¿Ves el nombre tallado en piedra? El teatro Serendipity te da la bienvenida. Si has llegado tan lejos imaginando, no te costará entrar. Nada más hacerlo verás a Joseph tras el mostrador. Fíjate en la vieja estantería que hay justo detrás de él. Hay algo que llama tu atención. Entre una corona envejecida que ya ha perdido todo su brillo y una figura horripilante de una bailarina, me ves a mí. Y, justo en este momento, Hope, una niña incapaz de escuchar las palabras, acaba de entrar.

¿Qué nos ha gustado? 
- Una niña única: el gran baluarte de Hope es su protagonista, un personaje encantador al que es imposible no querer desde el primer momento y que consigue, gracias a su riqueza interior, cargar con todo el peso de la novela sin flaquear en el intento.
- El regreso: Wendy Davies es una autora que siempre nos ha gustado y a la que hemos echado de menos desde que publicara Instant karma. Con Hope vuelve a lo grande, a través de una novela inspiracional que sintetiza lo mejor de su narrativa y con la que demuestra que es una escritora con una enorme capacidad e imaginación.
- Diferente: es difícil encajar Hope en algún género predefinido. Su complejidad y su amplio abanico de dobles lecturas y mensajes encubiertos hace que sea una amalgama de muchos géneros y de ninguno en particular, un trasunto original y diferente que nos hará vivir una experiencia de lectura completamente diferente de lo habitual.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Superficiales: Hope es la estrella de la novela pero también el personaje más trabajado y completo. El resto del elenco se mantiene en un segundo plano, sin la riqueza ni los matices de la niña protagonista.

0 comentarios :

Publicar un comentario