miércoles

Reseña: Menú de amor de Nicolas Barreau

Ella llega siempre tarde, es preciosa, sociable, la mejor de la clase, divertida e inalcanzable. Él es puntual, soñador, tímido, estudia Literatura y se ha resignado a que su amor por Valérie sea imposible. Aunque comparten la pasión por los mismos libros, Valérie piensa que Henri es solo un buen amigo. Pero un día, en un puesto junto al Sena, Henri encuentra un manual del siglo XVI que contiene pociones e infusiones extrañas y promete revelar nada menos que la receta del amor eterno...

¿Qué nos ha gustado? 
- Amor en estado puro: pocos autores actuales tienen la habilidad para hablar de amor con la sencillez y la sutileza de Nicolas Barreau. Menú de amor es una muestra de ello, una novela cautivadora y romántica, que muestra al lector la magia del amor, sus contradicciones y su belleza. Un canto a este sentimiento que Barreau borda con hilo dorado.
- Entre plato y plato: Barreau adereza su último trabajo con un compendio de recetas sibaritas que no solo dan juego a los protagonistas sino que, además, enseñan al lector lo mejor del recetario del autor, conocido por su buen gusto culinario. Un juego literario, en la línea de Como agua para chocolate y novelas similares, que nos ha gustado muchísimo y que aporta un toque divertido y diferente a la novela.
- En la misma línea: una vez más, Barreau regresa a París con Menú de amor, sin perder de vista el magnetismo de la ciudad, tan presente en el resto de sus novelas. El dominio que el autor demuestra de los escenarios, de los detalles y de los ambientes parisinos es sublime y, desde luego, el complemento perfecto a la trama romántica.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Hacia arriba, hacia abajo: aunque Menú de amor arranca de forma excepcional con unas primeras 100 páginas maravillosas, a partir de la primera mitad la trama se vuelve más sosa y repetitiva.


0 comentarios :

Publicar un comentario