miércoles

Reseña: Los lunes en el Ritz de Nerea Riesco

Finales de 1929. Martina Romero acude a su primera fiesta en los salones del Ritz de Madrid, tras convencer a su padre, el estricto director del establecimiento. Allí conoce a Bosco, aspirante a actor con el que tiene un vergonzoso desencuentro. Decepcionada por esa primera incursión en la alta sociedad, se concentra en una misión: junto a su madre y las amigas de esta organiza actos benéficos para ayudar al padre Eugenio, que lucha por la dignidad de sus pobres. Mientras tanto, pese a la apariencia de lujo de la vida en el hotel, el país bulle. Se proclama la República y hay una ola de violencia que desata la quema de iglesias.

¿Qué nos ha gustado? 
- Trepidante: después de terminar Los lunes en el Ritz en apenas un par de días tenemos que reconocer que la novela nos ha gustado mucho, más incluso que Tempus. El torbellino de conspiraciones que rodea a los personajes y los sentimientos encontrados (el romance y las ansias de venganza) hacen que la trama sea muy atractiva, adictiva en algunos capítulos. Una lectura que no decepciona y que consigue su propósito de entretenernos.
- Bienvenidos al lujo: uno de los detalles que más nos ha gustado de Los lunes en el Ritz han sido los escenarios, especialmente el hotel Ritz en el que se desarrolla gran parte de la trama. Nerea Riesco capta muy bien la esencia de los lugares que comparten los protagonistas, los detalles históricos y la belleza de una época pasada.
- Tumultuosa: al igual que en sus anteriores trabajos, Los lunes en el Ritz destaca por su contexto histórico. Riesco vuelve a demostrarnos que no le teme al género histórico y que es capaz de reconstruir el pasado con una meticulosidad sorprendente, a pesar de que el momento en el que se desarrolla su nueva novela sea uno de los mas complicados de nuestra historia.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Romance exprés: el amor que surge entre Martina y Bosco está bien trabajado por parte de ... Sin embargo, nos ha chocado que su enamoramiento sea tan rápido, demasiado apresurado en primera instancia. Algo más de pausa habría dado más realismo a su historia de amor.


0 comentarios :

Publicar un comentario