miércoles

Reseña: Las largas sombras de Elia Barceló

Rita, regresa a su pueblo en Alicante después de muchos años de ausencia. Se dirige a casa de Lena, una de las amigas de entonces, pero la posibilidad de un feliz encuentro se ve truncada por una imagen horrible e inesperada: Rita encuentra a Lena muerta en el baño de su casa. Lo que empieza pareciendo un suicidio, se convierte después de algunas investigaciones, en un posible asesinato. Rita decide entonces reunir a las amigas de entonces para hablar de lo ocurrido.

¿Qué nos ha gustado? 
- Muerte y vida: si algo nos ha gustado de Las largas sombras es la habilidad que tiene la autora para unir, bajo un misma novela, una trama de asesinato con la búsqueda personal y emocional que emprenden las protagonistas. Dos conceptos aparentemente antagónicos que, sin embargo, Elia Barceló fusiona a la perfección, ofreciéndonos una historia de reflexión personal y lucha por la verdad bastante interesante.
- Lo que dejamos atrás: Barceló hace en Las largas sombras un retrato maravilloso de lo que fue España poco antes de la Transición. Nos ha gustado mucho la forma que tiene la autora de dar vida a los escenarios y de recuperar el espíritu de esperanza y miedo de una época que, poco a poco, va quedando en el olvido.
- Centro absoluto: como ya ocurrió en El color del silencio, los personajes son el núcleo principal de Las largas sombras. Barceló les confiere tanta viveza, tanta fuerza, que es difícil no sentirse atrapados por sus historias y sus sinsabores.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Menos sobresaliente: aunque Las largas sombras nos ha gustado mucho, la novela no llega a la altura de El color del silencio y resulta, en general, más floja que su antecesora.

0 comentarios :

Publicar un comentario