jueves

Reseña: La fortaleza imposible de Jason Rekulak

En mayo de 1987 Billy pasa sus tardes viendo la tele, discutiendo con sus amigos Alf y Clark sobre si Freddy Krueger le ganaría una pelea a Rocky Balboa, escuchando a Bruce Springsteen y programando videojuegos en su Commodore 64. Pero cuando la revista Playboy publica las fotos de Vanna White, copresentadora de La ruleta de la fortuna y sex symbol del momento, los tres amigos deciden que no pararán hasta conseguir un ejemplar. Por supuesto, Billy sabe que ninguna tienda del país se lo vendería a unos chavales de 14 años, lo que desconoce es que una chica llamada Mary Zelinsky está a punto de cambiar su vida para siempre.

¿Qué nos ha gustado? 
- Recuerdos de juventud: La fortaleza imposible traerá muchos recuerdos a los lectores nostálgicos de los 80. Y es que la novela está plagada de referencias culturales encubiertas y no tan encubiertas que nos harán recordar las canciones del momento, las películas que se estrenaban en aquellos años y, sobre todo, el nacimiento de los primeros ordenadores (¿os acordáis del Commodore 64?). Una vuelta al pasado más reciente que Jason Rekulak ha conseguido dibujar a la perfección dentro del libro.
- Buen elenco: otro de los aspectos más destacados de La fortaleza imposible son los personajes. Los protagonistas, especialmente Will y Mary, nos han encantado por lo bien caracterizados que están y lo reales que resultan dentro de la historia.
- Ligera y divertidaLa fortaleza imposible es una novela muy entretenida que se lee en un suspiro y que tiene algún que otro momento divertido en el que nos reiremos con ganas. No tiene grandes pretensiones pero cumple con su función y nos depara una lectura agradable.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Nada sorprendente: aunque la trama de La fortaleza imposible es correcta desde el punto de vista narrativo, la historia no destaca precisamente por su originalidad ni por la cantidad de sorpresas que tiene. Todo se mueve dentro de lo previsible.

0 comentarios :

Publicar un comentario