martes

Reseña: Fuimos canciones de Elísabet Benavent

Macarena vive en Madrid y es asistente de una influencer de moda. Macarena disfruta la vida a sorbos e intenta ser feliz. Macarena tiene dos amigas: Adriana y Jimena. Macarena guarda un secreto que deletrea a escondidas. Ese secreto tiene tres letras: L-E-O. Macarena no sabe que Leo está en Madrid. Macarena teme, Macarena sueña, Macarena ama, Macarena vuela... Y en este juego del destino intenta aceptar que lo que fuimos no puede ser lo que seremos... ¿O quizás sí?

¿Qué nos ha gustado? 
- Largo pero rápido: aunque Fuimos canciones no es precisamente una novela breve (tiene más de 500 páginas), el estilo ligero de la autora, unido a la capacidad adictiva que tiene la trama, hacen que el libro sea de combustión muy rápida y de lectura vertiginosa. No tendremos tiempo de aburrirnos.
- En el centro: en Fuimos canciones nos encontramos con un trío de protagonistas (Macarena, Jimena y Adriana) a través de las cuales el lector se sumerge en una historia triple de dolor, amor y superación personal que, en esencia, muestra los sinsabores de la propia vida, con todas sus luces y sombras. Una trama de corte realistas que saca lo mejor de los personajes, destacando (una vez más) la habilidad de la autora para humanizar figuras literarias.
- Poniéndonos emotivos: uno de los sellos indiscutibles de Elísabet Benavent es la importancia que la autora le concede a las emociones dentro de sus novelas. Como no podría ser de otra forma, Fuimos canciones no es una excepción y la autora juega con los sentimientos del lector desde el principio hasta el final, llevándonos al límite de las lágrimas y de la risa.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más descripción: a diferencia de otras novelas de Benavent, Fuimos canciones tiene un mayor componente descriptivo, sobre todo al principio. Esto hace que las primeras páginas sean más arduas y que nos cueste un poco adentrarnos en la historia.

0 comentarios :

Publicar un comentario