martes

Reseña: Donde fuimos invencibles de María Oruña

El verano está terminando y la teniente Valentina Redondo está contando los días para empezar sus vacaciones. Pero algo insólito sucede en el centro mismo del pueblo costero de Suances: el jardinero del antiguo Palacio del Amo ha aparecido muerto en el césped de esa enigmática propiedad. El palacio es una de las casonas con más historia de los alrededores, y después de permanecer mucho tiempo deshabitada, el escritor americano Carlos Green, heredero de la propiedad, ha decidido instalarse temporalmente en el lugar donde vivió sus mejores veranos de juventud.

¿Qué nos ha gustado? 
- Entre fantasmas y misterios: Donde fuimos invencibles es una novela de difícil categorización. En parte se debe a la mezcla que hace María Oruña de los ingredientes más característicos de la novela negra (el suspense, los misterios escondidos, el componente psicológico, etc) y el toque más escalofriante de los tradicionales relatos de fantasmas que tan de moda estuvieron en el siglo XIX. El resultado es de lo más atractivo, muy diferente del estilo que vimos en Puerto escondido y en Un lugar a donde ir, pero con la misma intensidad literaria que estas. Desde luego, una continuación que no decepciona.
- Vuelve la heroína: si algo nos gusta de las novelas de Oruña son sus personajes y, más aún, la teniente Redondo. La habilidad con la que la autora humaniza a este personaje, le dota de personalidad propia y le insufla vida dentro del libro es uno de los principales baluartes de esta novela.
- Por tierras cántabras: otro aspecto con el que Oruña siempre consigue sorprendernos son los escenarios. No nos cansaremos de alabar la capacidad que tiene la autora para trasladar la belleza de las tierras cántabras hasta nuestra casa y hacernos sentir cada detalle.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más lenta: en general, Donde fuimos invencibles es una novela más pausada que sus antecesoras. Esto se debe, en gran parte, a la importancia que Oruña le concede al componente psicológico y a los elementos descriptivos que pueblan la narración.

0 comentarios :

Publicar un comentario