jueves

Reseña: Toda la verdad de Karen Cleveland

Vivian Miller es una brillante analista de contrainteligencia de la CIA, donde se encarga de destapar células de espías rusos encubiertos en Estados Unidos. Tras acceder al ordenador de un posible agente, Vivian descubre un archivo con cinco fotografías. Un clic más tarde, su vida se detiene: quien le sonríe desde una de las imágenes es su marido. Marido perfecto. Padre perfecto. ¿Perfecto mentiroso?

¿Qué nos ha gustado? 
- A la moda: Toda la verdad es un thriller muy en la línea de la nueva moda negra que vimos en No digas nada o en Todos mienten. En este sentido, el libro cumple con lo esperado: trama rápida, personajes profundos y la dosis justa de mentiras y verdades en el seno de una familia americana aparentemente perfecta.
- Montaña rusa: Toda la verdad es un libro con un altísimo componente de suspense. En algunos puntos, parece del todo previsibles pero, cuando menos te lo esperas, consigue dar un giro de 180 grados que deja al lector con la boca abierta. La opción perfecta si aún tenemos ganas de más misterios.
- Hacia atrás, hacia adelante: Karen Cleveland inserta flashbacks a lo largo de toda la novela para desgranar poco a poco la historia de Vivian y su familia. Esta fórmula, lejos de resultar molesta, nos ayuda muchísimo a entender el trasfondo de la trama y, sobre todo, a los personajes. Todo un acierto por parte de la autora.

¿Qué no nos ha gustado? 
- De relleno: da la impresión de que en Toda la verdad hay un exceso de escenas “domésticas” que no aportan nada y que, por el contrario, ralentizan muchísimo el ritmo con material extra innecesario.

0 comentarios :

Publicar un comentario