miércoles

Reseña: Las hijas del capitán de Maria Dueñas

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la callecatorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, Emilio Arenas, obliga a sus hijas veinteañeras a asumir las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad. 

¿Qué nos ha gustado? 
- Para no aburrirse: Las hijas del capitán es una novela dinámica donde las haya que, a pesar de algunos momentos de bajón, se desarrolla con rapidez, invitándonos a seguir leyendo gracias, sobre todo, a la narrativa fluida y distendida de Maria Dueñas y a la propia trama, construida de forma progresiva, de menos a más, para que el lector no sienta la tentación de dejar la lectura.
- RecuperándoteLas hijas del capitán se aleja bastante de Misión olvido pero se acerca, por contra, al estilo, carácter y esencia de El tiempo entre costuras, algo que para muchos lectores será una magnífica noticia. Es cierto que el último trabajo de Dueñas no llega tal vez al efecto whoaaa que provocó su más célebre antecesora pero se acerca bastante. Y es que aunque las comparaciones son odiosas, a veces también es imposible no hacerlas.
- Épica: aunque no es la primera novela que leemos sobre emigración y superación, Las hijas del capitán nos ha gustado mucho. No tanto por su originalidad sino por lo bien trabajada que está la historia, la consistencia de la contextualización histórica y el papel tan destacado que Dueñas otorga a la mujer, a través de las hermanas protagonistas.

 ¿Qué nos ha gustado? 
- Menos brillante: aunque, en general, los personajes de Las hijas del capitán son buenos no llegan al nivel de Sira y compañía, ni en carisma ni en luz literaria.

0 comentarios :

Publicar un comentario